Sinfonía número 4. Brahms

Verano de 1884. Mürzzuschlag, una villa situada cerca de Viena. En aquel año y en aquel lugar,  Johannes Brahms (1833-1897) pasaría sus vacaciones estivales y se dedicaría a iniciar su Sinfonía número 4 en mi menor, opus 98, obra que concluiría en el verano del siguiente año en el mismo lugar. De esa forma, sólo emplearía un año en componer su última sinfonía, quien necesitó veinte años para terminar su primera sinfonía. Sería su última sinfonía.

En carta escrita a su amiga Elizabeth von Herzogenberg, Brahms anunciaba los primeros esbozos de su cuarta sinfonía en estos términos: “¿Puedo atreverme a enviarle un fragmento de mí mismo? Como las cerezas tardan en madurar por estos lares, no le importe decirme si no le gusta su sabor. No estoy tan impaciente como para escribir una pésima número 4″.

El primer movimiento se inicia con un tema introducido por los violines, que Brahms desarrolla con gran complejidad contrapuntística, alternándolo con otro secundario, más ligero, que contrasta con la densidad del primero. El fabuloso tratamiento de las terceras descendentes y las sextas ascendentes que conforman el núcleo del tema inicial se proyecta a lo largo de los cuatro movimientos que la conforman.

Un solo de trompa inicia el segundo movimiento, que es inmediatamente repetido por la madera. El segundo tema, de carácter totalmente diferente al presentado por la trompa, es una bellísima melodía expuesta por los violonchelos.

Elizabeth von Herzogenberg la describió perfectamente cuando en octubre de 1885 escribió a Brahms diciéndole: “¡Cómo debe gozar cada violonchelista con esta maravillosa canción, suave retazo del aliento estival!… Éstas deben de ser, presumo yo, las cerezas que no querían madurar en Mürzzuschlag…”.

Las características rítmicas y el marcado carácter alegre del jubiloso tercer movimiento podrían inducirnos a pensar en el clásico scherzo. Lo es, a pesar de la utilización de un compás de 2/4 y de que su estructura está indudablemente más cerca de la forma sonata que del scherzo propiamente dicho. Paradójicamente, este movimiento fue escrito después del allegro que cierra la Sinfonía número 4. Es el único scherzo que existe en las cuatro sinfonías de Brahms. En él, incorpora Brahms a la plantilla orquestal un triángulo, un flautín y un contrafagot.

El último movimiento se inicia con la presentación del pasacalle que dará pie a toda una serie de prodigiosas variaciones. El tema que servirá de soporte a estos formidables diez últimos minutos de la sinfonía lo toma Brahms prestado de la chacona final de la Cantata BWV 150, Nach dir, Herr, tradicionalmente atribuida a Bach y cuya autoría es actualmente cuestionada.

Treinta variaciones (sin considerar la coda final) de ocho compases cada una, agrupadas en tres secciones claramente diferenciadas entre sí, en las que Brahms rinde culto y homenaje al barroco.

About these ads

~ por Álvaro Ojeda en 29 enero 2010.

4 comentarios to “Sinfonía número 4. Brahms”

  1. Me encanta vuestra web, poder tener una entrada desde mi charca y que otros disfruten de la buena música como lo hago yo, de vez en cuando.

    Gracias.

  2. Son muy interesantes los comentarios que hacéis de este sinfonía. Te ayudan a disfrutar mucho mas de ella. Es una pena que no sean mas amplios.
    La página en general es muy interesante y la sigo con con mucho interés

  3. Gracias ! leo estos comentarios mientras veo en unitel esta sinfonia dirigida por Karajan…un doble lujo. Excelente descripcion, y diseño de la web.

  4. Magníficos comentarios a la obra. Que pena que no sean más extensos. A los que somos tan solo aficionados nos ayuda mucho a encontrar motivos y matices que hacen más interesantes la audición

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 41 seguidores

%d personas les gusta esto: