Scheherazade. Rimski-Korsakov

 

Cuando en 1888, el compositor ruso Nikolai Rimski-Korsakov (1844-1908) compuso su célebre suite orquestal Scheherazade, imaginó que un solo de trombones de varas sería la mejor encarnación en el cuerpo orquestal de la profunda y encolerizada voz del sultán Schahriar, que tras descubrir la traición de su mujer y decidir su muerte, y creyendo que todas las mujeres son igual de infieles, ordena a su visir conseguirle una esposa cada día, esposa que ordenaría matar a la mañana siguiente.

Sin embargo, este horrible designio es quebrado por Scheherazade, hija del visir. Ella trama un plan y lo lleva a cabo: se ofrece como esposa del sultán y la primera noche logra sorprender al rey contándole un cuento. El sultán se entusiasma con el cuento, pero la muchacha interrumpe el relato antes del alba y promete el final para la noche siguiente. Así, durante mil noches. Al final, ella da a luz a tres hijos y después de mil noches y una, el sultán conmuta la pena y viven felices.

500px-rimskyscheherezadethemes

Si acertada fue la elección de los metales para representar al sultán, no menos acertada fue la elección de un solo de violín interpretado por el concertino (primer violín) para representar a esa dulce Scheherazade que con inteligencia logró evitar una muerte segura.

Anuncios

~ por Álvaro Ojeda en 31 diciembre 2008.

Una respuesta to “Scheherazade. Rimski-Korsakov”

  1. Me ha impresionado esta pagina, por su sencillez y su carga cultural musical, Felicidades y seguir asi . un Abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: