Luisa Miller. Verdi

Y de la vibrante obertura de Ruslan y Ludmilla, a una no menos vibrante obertura: la fantástica obertura de la ópera Luisa Miller que en este video grabado en la ciudad alemana de Dresde podemos disfrutar en una soberbia interpretación.

Luisa Miller es una ópera en tres actos compuesta por Giuseppe Verdi (1813-1901), sobre un libreto en italiano de Salvatore Cammarano, basado en la pieza teatral Kabale und Liebe (Intriga y amor) de Friedrich von SchillerFue estrenada en el Teatro San Carlo de Nápoles el 8 de diciembre de 1849.

En esta obra, Verdi experimentó algunas de las técnicas dramáticas que darían sus mejores resultados en su denominada trilogía popular, formada por Rigoleto, Il trovatore y la Traviata. Luisa es un personaje muy sugestivo, desde el punto de vista psicológico, en el que se pueden encontrar semejanzas con la sacrificada Violeta de La Traviata, como el hecho de no ser ya una dama de alcurnia, sino una muchacha sencilla de origen popular. Conozcamos la historia …

luisa2

Acto I

Tyrol, a principios de 1700. Luisa, hija de un antiguo soldado, está enamorada de un joven que ella conoce como Carlo, pero que en realidad es Rodolfo, hijo del señor local, Walter. Los dos amantes se proclaman la fidelidad eterna, pero el padre de Luisa duda y sus temores se confirman cuando el retenedor de Walter, Wurm, que también ama a Luisa y espera a casarse con ella, revela la verdadera identidad de Rodolfo.

En el castillo de Walter, Wurm le cuenta a su maestro sobre el amor de Rodolfo hacia Luisa. Walter decide poner fin a su relación, ya que espera que su hijo se case con una duquesa viuda, Federica. A solas con ella, Rodolfo le revela que ama a otra, pero la duquesa, que lo adora desde la infancia, se niega a romper su compromiso. En casa, Miller le dice a Luisa que Rodolfo la engañó y está a punto de contraer un rico matrimonio. Sin embargo, el joven viene a alegar su sinceridad. Cuando Walter entra poco después de esto y está a punto mandar a Luisa y a su padre a la cárcel, Rodolfo asegura su libertad amenazando a su padre de revelar como, con la asistencia de Wurm, asesinó a su primo para ganar su posición actual.

Acto II

Luisa se entera de que su padre fue encarcelado por insultar a Walter. Wurm le dice que la única manera para salvar a Miller es escribir una carta admitiéndole a Rodolfo que lo quería por su riqueza, y prometiéndose a si misma a Wurm. Después de hacer su licitación, se entera que debe ir al castillo y declarar su amor por él antes que la duquesa. Wurm le presenta la carta de Lisa a Walter, y los dos idean un plan para enviársela a Rodolfo. Luego, Wurm trae a Luisa. Ahogada por las amenazas de Wurm y de Walter contra su padre, ella le declara su amor hacia Wrum a Federica. Rodolfo recibe la carta de Luisa en el patio del castillo. En su desesperación, está a punto de atacar a Wurm cuando aparece Walter y le dice que se case con Federica porque será la mejor manera de vengarse de la traición de Luisa.

Acto III

Miller, liberado de la cárcel, trata darle comodidad a Luisa. Los dos se ponen de acuerdo para abandonar el pueblo al día siguiente. Mientras Luisa reza, Rodolfo entra y vierte un frasco de veneno en un decantador que estaba sobre la mesa. Él se enfrenta a Luisa con la carta. Cuando ella no puede negar que la escribió, Rodolfo le pide una bebida, y le dice que tiene un sabor amargo, y ella la prueba. Rodolfo le dice que la copa fue envenenada, y ella, liberada de su voto, le dice la verdad. Mientras Luisa cae en los brazos de Miller, Rodolfo, con un último esfuerzo, mata a Wurm.

Sobre la obertura …

En el siglo XIX, la obertura evolucionó hacia un único movimiento, de forma similar al primer tiempo de la sonata o de la sinfonía, a diferencia de los dos movimientos de la obertura francesa y los tres de la obertura italiana. Rossini escribió gran número oberturas operísticas, destacando la obertura de Guillermo Tell en 1829. El compositor alemán Richard Wagner extendió aún más el uso de oberturas. Las oberturas de sus óperas realizan un repaso de la acción dramática de la trama de la ópera e incorporan temas de la música del drama. En las óperas de Wagner la obertura se convierte en un preludio extenso que lleva sin interrupción a la música del primer acto. La mayoría de los compositores posteriores abandonaron la obertura por completo, aunque ésta sigue utilizándose en la opereta y el musical.

Mi recomendación a los lectores: escuchad la música, leed el libreto y volved a escuchar la música intentando encontrar en ésta a los principales personajes, la trama y sus acciones. Intentadlo …

 

~ por Álvaro Ojeda en 4 abril 2009.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: