Rhapsody in Blue. Gershwin

 

amms__000205gershwin_0900

Dejo atrás a los grandes clásicos europeos y por vez primera en este blog, sumerjo al lector en la música clásica estadounidense, esa gran desconocida, de la mano de la obra más representativa de George Gershwin (1898-1937): Rhapsody in Blue.

Rhapsody in Blue es una composición musical escrita por Gershwin en 1924 para paino solo y banda de jazz, en la que se combinan elementos de música clásica con efectos de influencia jazzística.

La obra fue estrenada el 12 de febrero de 1924 en el Aeolian Hall de Nueva York, en un concierto titulado “Un experimento en música moderna“, dirigido por Paul Whiteman y su banda, con el mismo Gershwin al piano. En esta rapsodia la palabra blue se refiere tanto a los blues (como canción de este típico género musical americano) como al color azul (blue) que significa en inglés “triste, melancólico“. La versión para piano y orquesta sinfónica fue arreglada por Ferde Grofé en 1946.

El famoso director Paul Whiteman escuchó a George Gershwin y lo invitó a componer una pieza sinfónica de jazz, para tocarla junto con otros estrenos de compositores modernos en un concierto que daría próximamente con su orquesta.

A George se le olvidó por completo el encargo, hasta que una mañana apareció en un anuncio del periódico la noticia de un concierto de jazz a cargo de Paul Whiteman y su orquesta, destacando que la obra central del programa sería una composición sinfónica escrita por George Gershwin, quien lo supo cuando leía esa mañana las noticias. No pudiendo eludir el compromiso, George creó en tres semanas su Rhapsody in Blue.

Paul Whiteman terminó la ejecución en medio de febriles aclamaciones y aplausos; los cronistas aceptaron el veredicto del público, supremo juez, y sus comentarios aparecieron llenos de alabanzas para el joven compositor de 25 años.

El éxito de la Rhapsody in Blue fue fulminante y pronto se interpretó en América y Europa, constituyéndose en página indispensable en el repertorio de las más famosas orquestas sinfónicas. Esta obra influyó notablemente en compositores europeos y estadounidenses, que comenzaron a utilizar en sus obras melodías y patrones rítmicos del jazz, que por fin se había vuelto “respetable”. El éxito no hizo olvidar a Gershwin sus numerosas lagunas técnicas, por lo que prosiguió sus estudios musicales con la intención de enriquecer su estilo y abordar metas más ambiciosas. Más adelante, hizo su propia orquestación de Rhapsody in Blue y compuso sus Preludios para Piano.

¿Hubiera escrito Gershwin una Rhapsody in Blue distinta, diferente si hubiera contado con tres meses en lugar de con tres semanas? A veces, las prisas no son malas …

 

~ por Álvaro Ojeda en 24 abril 2009.

Una respuesta to “Rhapsody in Blue. Gershwin”

  1. Amigo sensible
    ¿por qué le puso el nombre de do sostenido menor a su blog?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: